Reiki Angélico Esencias Cursos y Seminarios Terapia Astral Reparadora Elementos Alquímicos
 



 

 
 
 
 
El Reiki Angélico® se dio por primera vez en Argentina en año 1996. El maestro que lo trajo a nuestro país lo tomó directamente en el Vaticano. El monje Apolinario fue el primero en comenzar a practicarlo según las enseñanzas que Cristo le dejó a sus discípulos de imponer las manos para sanar. A diferencia de otros sistemas que trabajan con las energías cósmicas universales, canaliza las energías más sutiles, las angélicas. Esto se hace por medio de invocaciones angélicas y sutras, que son como llaves para acceder a determinadas entidades celestiales, en este caso lo ángeles, y por lo general son en arameo antiguo.
 

De este modo intervienen en la sesión energías que exceden lo terrenal y los resultados que se obtienen son mucho más marcados y expeditivos. Quienes tuvieron la oportunidad de experimentar ambas sanaciones dan testimonio de las grandes diferencias que encontraron entre uno y otro, justamente por la sutilidad percibida y las experiencias vividas en la sesión. Las posiciones son similares a las de1 Reiki convencional y en cada una de ellas se recitan los sutras correspondientes.

El terapeuta antes de que llegue el paciente debe preparar ade adecuadamente el consultorio tomando estrictas precauciones de esterilización energética. A su vez medita con una serie de sutras de armonización personal y el sutra de su Arcángel guía en esta terapia (que se revelan el día de la sintonización) a fin de protegerse y proteger al paciente evitando así cualquier tipo de contaminación, de esta manera y a través de una adecuada purificación se intenta evitar contagios, respetando así el espacio y la energía de cada persona.

Con un tratamiento adecuado y constante actúa muy bien sobre las patologías psicológicas. Por otra parte disuelve bloqueos y fundamentalmente actúa muy bien en depresiones ya que vitaliza, regenera y refuerza el sistema inmunológico espiritual impulsando el proceso de autocuración de todos los cuerpos de existencia.
 

Está abierto a toda persona de buen corazón que desee mejorar la calidad de vida de su prójimo, sin importar su religión, filosofía de vida o credo.Está abierto a toda persona de buen corazón que desee mejorar la calidad de vida de su prójimo, sin importar su religión, filosofía de vida o credo.

 
 
Se dicta en dos niveles, siendo el segundo para trabajar a distancia.
 
 
 

 

 

 

Tarsis - Diseño Web